El uso de focos con led trae múltiples beneficios que pueden ser aprovechados, éstos son sólo algunos de los que harán que tu vida y tu bolsillo sean los más beneficiados.


1. Ahorro: la luz led consume 2.5 menos que un foco de bajo consumo y hasta 9 veces menos que uno tradicional. ¡Esto significa un importante ahorro de energía y de dinero!
2. Mayor tiempo de uso: la vida útil de  la luz led es de hasta 50,000 horas, cuando un foco convencional sólo tiene 2000. Esto significa una duración de más de 15 años con 8 horas diarias de funcionamiento.
3. Amigable con el medio ambiente: producen una pérdida mínima por calor y ahorran energía, esto ayuda enormemente a la protección del medio ambiente y a reducir las emisiones de CO2.
4. Amigable con la salud: en comparación con los focos tradicionales, no contienen mercurio en su fabricación por lo que son totalmente ecológicas y seguras.
5. Regulables: la variación de la intensidad luminosa, además de ahorrar energía favorece a alargar la vida de los Leds.
6. Versátil: pueden substituir a los focos comunes incandescentes y a los fluorescentes. Además, a diferencia de las luces fluorescentes, dicha tecnología soporta bajas temperaturas, de hasta -40º,  lo que las hace aptas para instalarlas en lugares como cámaras frigoríficas.